La violencia contemporánea se comporta como un atractor extraño. En la física cuántica, los atractores son puntos o conjuntos que forman parte de los sistemas dinámicos. Los estados de los atractores evolucionan en el tiempo y hacia estos estados tiende a evolucionar un sistema. Se llaman atractores extraños porque exhiben comportamientos caóticos, comportamientos que se disparan en todas direcciones y se caracterizan por ser impredecibles.

Puerto Rico exhibe más un estado de violencia que un problema de violencia en el sentido tradicional y criminológico de la palabra. Este estado de violencia se expresa en el combinatorio de sujeciones políticas y penuria económica, un estado de excepción dentro de otro, la crisis económica y la deuda. Además, incluye modalidades de la violencia; notablemente la violencia de género y la violencia del narcotráfico.

Estas modalidades tienen dimensiones sistémicas y el operar de estos sistemas en el tiempo constituye igualmente un estado de violencia.

Este libro atiende estas dos contenciones centrales.

ESTADOS DE VIOLENCIA EN PUERTO RICO

$35.00Precio